Els dijous són els dies de recollida a la Cooperativa Can Pujades. De 20h a 21h, els membres que han demanat cistella passen pel Mercat de Vallvidrera a recollir la seva comanda. Però abans, hi ha hagut una coordinació d’equip que va des de la creació de la llista de productes disponibles per la setmana fins a la confirmació de la recollida de tot el que s’ha demanat i han servit els proveïdors. Un treball que, si no és fes en equip, seria inviable per la gran tasca setmanal que representa. Silvia Rusinek, membre de Can Pujades, ha escrit un petit text explicant el procés.

¡Vaya equipo!

Cuando era una niña deportista, en mi equipo teníamos un grito de batalla que creíamos firmemente que era lo que nos hacía ganar campeonatos: “¡Hay equipo!”. Es lo que me vino a la cabeza cuando leí esta serie de varios mensajes inmediatos en la Comisión de Proovedores de la Cooperativa Can Pujades para montar el pedido de los productos de limpieza. ¡Y vaya si hay equipo!
 ¿Habéis visto cuantas personas involucradas en que recibamos el día 7 nuestros jabones de ducha? 

– Antes del 7, Nae gestiona el proveedor; Nico, abre el pedido; Susanna, asegura que haya gente para entregarlo; Nuria, avisa al resto de miembros de la cooperativa; yo, lo agrego en el calendario; 

– El día 7, por lo menos 3 personas lo entregan. Maite, Marta o yo cerramos el pedido. 

– Después del 7, Jordi y/o David lo descuentan de los monederos de los socios que compraron y pagan a los proveedores. Y, por supuesto, los que lo compramos, lo consumimos.

¡Por lo menos 11 personas para que el jabón llegue a mi ducha! 

Y así con cada uno de los productos que cada semana reciben todos los miembros de la cooperativa: cambian los nombres de las personas que contactan los proveedores, que abren o cierran pedidos, que reparten, pero el recorrido es semejante.